• RSS

TENDENCIAS POR: Columnista Invitado

40 y 20

FOTO: Internet

POR: Caterin A.

¿Qué tan dispuestos estamos a hacer de todo solo por complacernos y satisfacernos sexualmente?, ¿existe realmente un placer sin límites que nos permite cualquier cosa solo por conseguir el clímax?

Hay múltiples formas de aumentar el placer sexual, y un momento crucial para la experimentación de estas es la adolescencia, es en este momento donde se despiertan nuestros deseos por conocer todo lo relacionado con la sexualidad, por relacionarnos con otros de forma pasional, y es allí donde empezamos a descubrir de qué forma encontramos y llegamos al placer, es preciso decir que es importante la variedad al experimentar y al conocer diferentes formas de excitación, actualmente existe una infinidad de prácticas sexuales extravagantes que han hecho del sexo un acto totalmente particular y experimental. La finalidad del sexo, la procreación no es en nada relevante, sino que va hasta donde la imaginación lo permita y sin ningún tipo de limitación en muchas ocasiones.

Es en nuestra mente donde se originan estos gustos “exóticos” y no hay límites para la fantasía, puede ser alguna parte del cuerpo en específico la que despierte deseos o las palabras morbosas, los juegos de roles, utensilios, prendas de vestir, objetos fálicos o videos; también al descubrir olores, sabores, personas con características específicas, en fin son muchas las inclinaciones que una persona puede tener para satisfacerse y satisfacer sexualmente.

"el hombre a sus 40 años es un hombre experimentado, con un amplio conocimiento de prácticas placenteras, de fantasías dispuestas a ser compartidas de forma libre y en pro a la satisfacción sin límite"

En todas las personas la búsqueda de ese placer es diferente y está muy estrechamente relacionada con esa primera etapa crucial de nuestra existencia, donde iniciamos nuestra vida sexual, pero esto no quiere decir que después durante todas las demás etapas, no tendremos experiencias memorables que nos harán descubrir más formas de placer desconocidas hasta el momento para nosotros.

Un ejemplo podría ser la diferencia en las prácticas sexuales de un hombre de 20 años comparado con uno de 40, la curiosidad sexual y de exploración puede disminuir en el segundo, mientras que para el primero podría no ser suficiente el amplio horizonte sexual para cumplir sus fantasías; claramente no se podría generalizar, pero en algunos hombres se identifican ciertas preocupaciones que experimentan después de los 40  con respecto a su desempeño sexual, los cambios físicos pueden alterar el autoestima y pueden crear una falta de interés en el sexo debido a inseguridades.

Hay que tener muy en cuenta las responsabilidades de un hombre de 40 años, obviamente no son las mismas de un joven de 20, esto también puede crear una fuente de estrés que conlleva a dejar la satisfacción sexual a un lado. ¿Pero realmente es en este momento donde se deben sepultar las actitudes vigorosas del sexo?, es la mente la que juega a favor o en contra de los siempre presentes instintos sexuales, deberían tomarse no tan en serio estas preocupaciones, el hombre a sus 40 años es un hombre experimentado, con un amplio conocimiento de prácticas placenteras, de fantasías dispuestas a ser compartidas de forma libre y en pro a la satisfacción sin límite.

No se debe reprimir todo ese deseo y conocimiento sexual por estigmas sociales e inseguridades pasajeras, un hombre a los 40 años sabe lo que quiere y sabe cómo conseguirlo, ¿cómo podría ser el sexo una excepción?, aunque la vitalidad pueda, o no, ser la misma, los prejuicios y tabús de la juventud ya son casi inexistentes y por esta razón puede que a los 40 un hombre se atreva hacer mucho más sin tanta angustia, sería un perfecto maestro enseñando caminos placenteros inexplorados por una mujer joven, de ahí que algunas mujeres prefieran un hombre un poco mayor para alimentar su experiencia y darle rienda a todas las fantasías que habitan en sus mentes.

REVISTA EROTIK


3 COMENTARIOS

  • cate a.   

    un placer!!!

  • zagara   

    el hombre que ha manejado una seguridad en si mismo desde muy joven al llegar a los 40 es todo un macho alpha. pero las inseguridades mal manejas desde la juventud, tiene plaga la sociedad de hombres ignorantes, fanfarrones, presumidos que a la hora de la verdad dejan muy poco que desear, sin tener en cuenta el cuidado físico y personal de muchos hombres de 40 años. interesante tu columna da mucho que pensar.

  • Dany.   

    Excelente artículo.

Ingresa para comentar